Idioma:

Enter your keyword

post

BEPS – Base Erosion and Profit Shifting

BEPS – Base Erosion and Profit Shifting

Las principales economías del mundo, Estados Unidos, La Unión Europea, China, entre otras han sido severamente golpeadas por estrategias fiscales internacionales “agresivas”; no es novedad hablar de casos como Apple quien tenia subsidiarias en Irlanda y estas no tenían empleados operando tal vez como “Shell companies” (compañías de papel) y aprovechando los conceptos de residencia, pues al estar fuera de los Estados Unidos Apple pudo dejar fuera del alcance del IRS (Internal revenue service) 74 billones de dólares; o el caso Amazon, que igual almacenando sus productos en Reino Unido y vendiendo desde Luxemburgo, aprovecho algunos tratados para disminuir sus cargas fiscales en Gran Bretaña; o más recientes aún, HSBC con 2,642 clientes mexicanos con cuentas ocultas en Suiza, según publicación de Forbes del mes de febrero 2016, o el caso del banco Suizo UBS quien estaba ofreciendo esquemas para evitar el pago de impuestos, principalmente con residentes franceses. Estas y otras miles de compañías y personas individuales han sido puestas en el ojo del huracán por no tener las mejores practicas corporativas en materia tributaria, por evasión de impuestos e incluso lavado de dinero. Debido al poder que los países afectados tienen, han utilizado grupos como el G20 y organizaciones como la OCDE para hacer frente a la erosión de la base tributaria, entendiéndose por esto, la disminución o eliminación de la generación de utilidades en las empresas y con esto, el escaso o nulo pago de impuestos.

Para finales de 2014 en México se tenían detectadas 270 trasnacionales que no pagaban impuestos utilizando esquemas de planeación fiscal agresiva, erosionando la base impositiva o transfiriendo utilidades fuera del país; para 2015 señaló el secretario de hacienda ya se estaba en platicas con 20 multinacionales buscando acuerdos para que tributaran en nuestro país. Y es que, aun que pareciera no ser un tema de dialogo, si no de cumplimiento y legalidad, lo cierto es que, las empresas que realizan este tipo de estrategias, “sí cumplen con la ley” en estricto sentido, solo que aprovechan tratados, convenios, y todos aquellos “Ardides” como los llama la OCDE al referirse a las artimañas disfrazadas de instrumentos legales que permiten, a estas empresas, la “Double non taxation”.

La fiscalización internacional y el control sobre los beneficios o utilidades que se generan en cada país, no es tarea sencilla, sobre todo cuando los países “ricos” tienen altas tasas impositivas y hacen hasta lo imposible por que la tributación se quede en su mismo país, versus los países de economía deficiente, que pretenden atraer cualquier capital licito, aun que esto implique exenciones y bajas tasas de impuestos, así se vive día con día la lucha por el crecimiento de las economías.

ANTECEDENTES

Desde tiempos remotos los erarios públicos de los países han sufrido severos golpes económicos; ocupado en esto, los Estados unidos de América desde antes de 1970 realizó diversos esfuerzos para controlar el lavado de dinero y la fuga de capitales, utilizó principios como “follow the money” para encontrar las planeaciones fiscales vigentes en ese momento. Sin embargo fue hasta 1998 en que la OCDE emitió un reporte donde ponía sobre la mesa el intercambio de información fiscal entre los países, el reporte fue nombrado “Harmful tax competition”. Para 2002 la OCDE emitió un informe donde señalaba a los países que no estaban siendo transparentes en materia tributaria. Para 2009 el G20 proclama que el secreto fiscal a nivel mundial a terminado y se acuerda tomar medidas contra los países que no se ajusten a las reglas generales emitidas por la OCDE. Mientras todo esto tomaba forma en 2010 los Estados Unidos de América sorprendieron al G20 y a la OCDE, promulgando la Foreing account tax compliance act (FATCA), ley que de manera indirecta compromete a otras soberanías a cooperar con el gobierno de los estados unidos, en materia de información de usos fiscales. Ya para 2012 los involucrados hicieron el compromiso de intercambiar información de manera automática a partir de 2015.

Entre 2013 y 2014 la OCDE puso en marcha una serie de recomendaciones para combatir el fenómeno BEPS; fueron 15 acciones las establecidas en dicho documento, todas tendientes a mejorar la relación autoridad/contribuyente y evitar la erosión de la base tributaria. Para septiembre 2014 el G20 y la OCDE emitieron el reporte “Developing a multilateral instrument to modify bilateral tax treaties” en este reporte se plantea la posibilidad de desarrollar un instrumento multilateral que pueda brindar información a los países involucrados, atienda problemas de doble residencia, aborde temas de entidades transparentes o hibridas y que sea un instrumento para la resolución de problemas.

PLAN DE ACCION BEPS

El plan de acción BEPS presentado por la OCDE manifiesta la débil sugiere a las economías mundiales atacar de manera frontal temas que aun que antiguos, no se les ha dado la importancia debida y esto a conducido a grandes fraudes y delitos en materia tributaria. La OCDE de cara a los grandes conflictos tributarios en donde se involucran dos o más países, otorga las siguientes recomendaciones a manera de “soft law” para que cada administración tributaria lo analice y lo establezca como parte de sus disposiciones legales.

Acción 1
Frente a los desafíos fiscales de la economía digital
Adrees the tax challenges of the digital economy

Acción 2
neutralizar los efectos de instrumentos hibridos
Neutralise the effects of hybrid mismatch arrangements

Acción 3
Fortalecer las reglas de las empresas controladoras extranjeras Strengthen CFC rules

Acción 4
Limitar la erosión de la base vía deducción de intereses y otros instrumentos financieros
Limit base erosion via interest deductions and other financial payments

Acción 5
Contrarrestar las practicas fiscales perjudiciales de manera más efectiva, teniendo en cuenta la transparencia y la sustancia
Counter harmful tax practices more effectively, taking into account
transparency and substance

Acción 6
Prevención de los abusos en los tratados
Prevent trady abuse

Acción 7
Prevenir la elusión de los establecimientos permanentes
Prevent the artificial avoidance of PE status

Acción 8
Intangibles

Acción 9
Riesgo y capital
Risk and capital

Acción 10
Otras Transacciones de alto riesgo
Other high risk transactions

Acción 11
Establecer metodologías para obtener información y analizarla referente a BEPS y las acciones para hacerles frente
Establish methodologies to collect and analyse data on BEPS and the actions to address it

Acción 12
Invitar a los contribuyentes a revelar las planeaciones que estén efectuando
Require taxpayers to disclose their aggresive tax planning arrangements

Acción 13
Reevaluar la información respecto a los precios de transferencia
Re-examine transfer pricing documentation

Acción 14
Crear un mecanismo de resolución de conflictos más efectivo
Make dispute resolution mechanism more effective

Acción 15
Crear un instrumento multilateral
Develop a multilateral instrument

TRATADOS INTERNACIONALES EN MATERIA TRIBUTARIA

La mayoría de los países que pretenden un crecimiento sustentable, han desarrollado acuerdos y convenios económicos que puedan coadyuvar al crecimiento financiero y legal del país. En este sentido podemos encontrar que existen convenios para evitar la doble tributación, cuya intención es evitar una doble causación de impuestos, por un mismo contribuyente, esto se logra a través de reconocer y acreditar impuestos pagados en el extranjero; también están los acuerdos para el intercambio de información, bilaterales o multilaterales; acuerdos interinstitucionales y convenios de asistencia administrativa mutua en materia fiscal. Sin embargo en ocasiones estos instrumentos son utilizados como móviles para no pagar impuesto en ninguna de los estados contratantes, rompiendo con todo el espíritu o intención del tratado o convenio.

La LISR establece que los beneficios de los tratados para evitar la doble tributación serán aplicables a los contribuyentes que acrediten ser residentes en el país de que se trate y cumplan con las disposiciones del tratado, a demás de presentar algunas declaraciones informativas a las cuales pudieran estar obligados según el 32 H del CFF. La LISR en el artículo 4 señala también la posibilidad de que tratándose de operaciones entre partes relacionadas, las autoridades fiscales soliciten al contribuyente residente en el extranjero que acredite la existencia de una doble tributación jurídica, es decir, que los ingresos que están gravados en un país también se encuentran gravados en su país de residencia.

REGULACIÓN BEPS EN MÉXICO

La regulación internacional en materia de erosión de la base tributaria y la desplazamiento de utilidades a otros países ha sido atacada de manera frontal a nivel mundial; en México, desde 1993 se han realizado algunos esfuerzos para establecer obligaciones de informar sobre las transacciones que realizan empresas relacionadas, es decir, empresas que comparten socios o que de alguna manera tienen influencia una con otra. Importante mencionar que nuestro país ha sido fiel seguidor de las recomendaciones de la OCDE y no solo eso, México a estado participando activamente en las reuniones del G20 en donde se han planteado temas como el que nos ocupa.

Así, durante 2013 y 2014 se trabajó con el plan BEPS, comprometiendo a varios países a atender las disposiciones; fue así como en noviembre de 2015 las autoridades mexicanas actualizaron la estrategia para “el combate a la evasión y elusión fiscal” y presentaron iniciativa para reformar la ley del impuesto sobre la renta, adicionando a las obligaciones de los contribuyentes ciertas declaraciones informativas en materia de precios de transferencia. De acuerdo con la exposición de motivos presentada por el legislativo, señala que estas medidas son necesarias pues se ha detectado que algunos contribuyentes han estructurado estrategias fiscales en el ámbito internacional para eludir el pago de impuestos corporativos en los lugares donde se genera la riqueza, y desplazan o diversifican su tributación a países que tienen tasas de impuesto sobre la renta más bajas o nulas, bajo conceptos como “regalías”, “intereses”, “dividendos”, etc. afectando así la imparcialidad e integridad del sistema fiscal mundial.

Esta serie de recomendaciones que establece el plan de acción BEPS, no deja de ser eso, un soft law que como residentes mexicanos no nos genera nuevas obligaciones; sin embargo, México para 2016 adiciono el artículo 76-A a la LISR con la intención de cumplir con la acción 13 del plan BEPS denominada “Re-examine transfer pricing documentation”, y el capítulo V de las directrices de la OCDE, y de ser una recomendación, paso a ser un “hard law” o una ley obligatoria para los residentes nacionales. Con esta disposición en vigor, las autoridades pretenden que algunos contribuyentes adicionen a sus obligaciones la presentación de tres declaraciones mas, con respecto de las operaciones que realicen con partes relacionadas:

  1. Declaración informativa maestra (Master File)
  2. Declaración informativa local (Local File)
  3. Declaración informativa país por país (country by country report)
Declaración informativa maestra (Master File)

Esta declaración deberá contener información del grupo empresarial multinacional; estructura organizacional, descripción del negocio, activos intangibles, y el reporte de sus actividades financieras con sus partes relacionadas y la posición financiera y fiscal de la empresa.

Declaración informativa local (Local File)

Este informativa deberá presentar la descripción y análisis del sujeto obligado; mostrar sus operaciones con partes relacionadas; a demás presentar la información financiera del contribuyente obligado y el detalle de las operaciones o empresas utilizadas como comparables en su análisis.

Declaración informativa país por país (country by country report)

En esta declaración se informara la distribución mundial de ingresos e impuestos pagados. Indicadores de localización de actividades económicas en las jurisdicciones en donde opera el grupo, informando el monto de ingresos que obtiene realizando operaciones con partes independientes y el monto de ingresos que obtiene de partes relacionadas; también debe presentar algunos datos de cuentas de capital y activos, adicional al número de empleados con que cuenta. También deberán dar a conocer el listado de todas las entidades que forman el grupo multinacional.

Esta declaración solo será obligatoria en dos casos; primero para las empresas controladoras multinacionales que tengan ingresos anuales consolidados de 12 mil millones de pesos; el segundo caso en que una persona moral esta obligada a presentar esta declaración es cuando esta ha sido designada por la persona moral controladora del grupo empresarial multinacional residente en el extranjero. La persona moral designada deberá presentar, a más tardar el 31 de diciembre del año siguiente al de su designación, un aviso ante el SAT, en donde se exprese tal situación.

Dentro de la misma exposición de motivos el legislativo supone que la presentación de estas declaraciones no presentara una carga para el contribuyente pues señala que “se trata de información que los contribuyentes tienen disponible” señala también que la presentación de estas declaraciones demostrara el cumplimiento de sus obligaciones fiscales en materia de precios de transferencia.

SUJETOS OBLIGADOS

El artículo 76- A de la Ley del Impuesto sobre la Renta señala que estarán obligados a presentar las declaraciones que antes analizamos, los contribuyentes que a continuación se señalan, siempre que estos realicen operaciones entre partes relacionadas:

  1. Las personas morales que en el último ejercicio fiscal inmediato anterior tengan ingresos acumulables para renta, iguales o superiores a $644,599,005.00, así como aquéllos que al cierre del ejercicio fiscal inmediato anterior tengan acciones colocadas entre el gran público inversionista, en bolsa de valores.
  2. Las sociedades mercantiles que pertenezcan al régimen fiscal opcional para grupos de sociedades en los términos del Capítulo VI, Título II de la Ley del Impuesto sobre la Renta.
  3. Las entidades paraestatales de la administración pública federal.
  4. Las personas morales residentes en el extranjero que tengan establecimiento permanente en el país, únicamente por las actividades que desarrollen en dichos establecimientos.

Los obligados, deberán entregar a las autoridades fiscales, las declaraciones a más tardar el 31 de diciembre del año inmediato posterior al ejercicio fiscal de que se trate.
Así, vemos que cada vez más las autoridades fiscales del mundo, implementan medidas con el objetivo de controlar la transferencia de utilidades entre los diferentes países del mundo, buscando evitar las planeaciones fiscales tendientes a eludir o evadir las cargas tributarias.

M.I. y C.P.C. Luis Rene Paleo Zaragoza
Presidente de In Consulting México

Comentarios

Comenta

Su dirección de correo no será publicada.

Idioma: